Sugars -The Arch Criminal?

 

A través de la siguiente interrogante, ¿qué grado de enfermedad está dispuesta y es capaz a tolerar la sociedad?; se establecen los criterios acerca de la importancia del azúcar y el desarrollo de caries dental en los países.

Desde hace tiempos atrás (1960) ya se señalaba que los azúcares simples eran cariogénicos, al transcurrir unos años se han incluído modificaciones a esta afirmación. Las nuevas tecnologías y el mundo industrializado han generado nuevas fuerzas económicas de consumo, que han permitido tanto la investigación como el desarrollo de estudios que permiten la transmisión de los resultados investigados epidemiológicamente.

Buscando señuelos que nos entreguen información, La Evidencia clásica se hace presente a través de la investigación que realizó Vipeholm estableciendo que mientras más frecuencia de azúcar es consumido, mayor el riesgo, y que el azúcar consumido entre comidas tiene un potencial de caries mucho mayor.

La experiecia de caries y azucares ha sido investigada a través de los años, generando nuevos respaldos a las antiguas creencias, existiendo una división marcada de la épocas "pre-flúor" en donde las recomendaciones eran tan simples pero dificil de sobrellevar como restringir el consumo de carbohidratos. En los años 90' Marthaler, señala que a pesar de las drásticas reducciones en caries, debido principalmente al uso generalizado de fluoruro, los azúcares siguen siendo la principal amenaza para la salud dental.

El agua y la pasta dental fluorada, las técnicas de higiene, no son suficientes a la hora de combatir la caries pero de todas formas la cariogenicidad de los alimentos que contienen azúcar pueden ser modificados por muchos factores (cantidad y el tipo de hidratos de carbono, los componentes de protección: proteínas, grasas, propiedades físicas y químicas: solubilidad, pH, capacidad amortiguadora, etc.).

La inquietud que se genera al revisar la mayoria de los estudios esque no tienen en cuenta otras conductas asociadas con el consumo de alimentos, como comer antes de acostarse, bocadillos en la noche, y los comportamientos después del consumo de alimentos, tales como la higiene bucal y el uso de fluoruro y goma de mascar. Además, los factores ambientales, genéticos, sociales, económicos, políticos y educativos pueden confundir la relación entre el consumo de azúcar y caries, si no es controlado.

Edgar [1985] divide los posibles factores que pueden influir en la cariogenicidad de los alimentos  (cantidad y el tipo de hidratos de carbono, el pH de alimentos, consistencia de los alimentos y la retención en la boca; patrón de alimentación, factores que influyen en la flora oral, factores que modifican la solubilidad del esmalte) y los factores culturales y económicos (disponibilidad y distribución, la selección y comercialización).

A pesar de que se puedan crear estrategias de mercado, a nivel país o mundial, nunca será suficiente, algo que hay que considerar es tratar a los pacientes de manera individual con asesoramiento dietético muy recomendable para los pacientes que muestran signos de alto riesgo de cariogénico (hiposalivación, factores iatrogénicos, como brackets).

Fuentehttp://pingpong.ki.se/public/pp/public_courses/course07247/published/0/resourceId/0/content/A%2016%20mars%20sem%207%20Sugars-The%20Arch%20criminal%20%20Zero%20D%20T.pdf